Trastornos Disociativos

¿Qué es?
Los trastornos disociativos se caracterizan por la aparición de alteraciones en las funciones de la conciencia, la identidad, la memoria y la percepción en relación al entorno. Se trata de una desconexión del Yo con aspectos centrales de la experiencia.
El DSM IV-TR los divide en 5 tipologías de manifestación de este:
• Amnesia disociativa: incapacidad para recordar información personal demasiado importante como para ser olvidada, generalmente de carácter estresante.
• Fuga disociativa: salidas repentinas de la propia casa o lugar de trabajo centradas en un bagaje sin rumbo, donde la persona no recuerda su pasado, está confuso sobre su identidad, incluso puede decir ser otra persona.
• Trastorno de identidad disociativo: Fragmentación de la identidad de modo que la persona muestra uno más estado de identidad que controlan su comportamiento.
• Trastorno de despersonalización: sensación persistente de extrañeza ante los procesos mentales del propio cuerpo, conservando el sentido de realidad.
• Trastorno disociativo no especificado: trastornos con síntoma disociativo que no explicado por las demás tipologías.

Época de la vida
La época de aparición de estos trastornos es diferente según el tipo de manifestación que tenga.
Tanto la amnesia disociativa como la fuga disociativas, pueden darse en cualquier época de la vida, siendo importante en la última un acontecimiento estresante que lo desencadene.
El trastorno de la identidad disociativo suele los síntomas pueden aparecer ya en la segunda infancia (6-7 años). El trastorno  de despersonalización es más frecuente su aparición en la vida adulta.

Síntomas
La amnesia disociativa cursa con síntomas depresivos, de despersonalización, analgesia, regresión y estados de trance.
En la fuga disociativa, la persona hace viajes repentinos vuelve al estado en el que se encontraba antes del episodio de fuga, presentando una amnesia donde se muestra incapaz de recordar los episodios traumáticos del pasado. Estos episodios pueden cursar con depresión, disforia, ansiedad, duelo, vergüenza, estrés patológico, culpas, impulsos agresivos o suicidas.
En el Trastorno de la identidad asociativa, la persona presenta dos o más identidades diferente que controlan su pensamiento y su comportamiento. La persona, así mismo, presenta incapacidad para recordar información personal importante demasiado relevante y amplia para ser explicada por un olvido.
El Trastorno por despersonalización se trata de una serie de experiencias en las que la persona siente un distanciamiento del propio cuerpo, pero sin estar alterado su sentido de la realidad.

Cómo se diagnostica
Para establecer un diagnóstico clínico, debe presentarse la sintomatología anteriormente expuesta específica de cada tipología del trastorno. Además las causas de ello no deben presentarse por la existencia de otro trastorno psíquico ni por otra enfermedad médica. Los síntomas presentados producen malestar en la persona, así como un importante deterioro en diferentes áreas (social, laboral,…).

Pronóstico
Quien ha desarrollado Amnesia disociativa en una ocasión, tiene mayor predisposición a que vuelva a ocurrirle. Hay casos donde puede desaparecer espontáneamente si se aparta al individuo de la situación facilitadota, pero en otros casos la evolución de esto es más larga.
En la Fuga disociativa, al asociarse la sintomatología a un acontecimiento traumático, la recuperación es rápida, aunque en casos también puede evolucionar hacia una amnesia disociativa refractaria.
Las otras tipologías del trastorno, tienen una evolución episódica ó crónica, con remisiones y exacerbaciones coincidentes con el momento traumático.

Tratamiento
El tratamiento más efectivo es el psicoterapéutico (cognitivo-conductual, dinámico,…) pudiendo ser reforzado con hipnosis en casos como en la amnesia disociativa o fuga disociativa. En otros casos como en el Trastorno de despersonalización y trastorno de ansiedad disociativo, es beneficiosa la intervención familiar, social y educativa. La psicoterapia de apoyo, es importante a tener en cuenta en el seguimiento de todos los trastornos disociativos.